Servicio de Asesoría Metodológica

Servicio de Asesoría Metodológica:

Asesoramos en forma integral tesis de grado y proyectos sólo en Venezuela. Todas las carreras: TSU, Pre grado y Post grado. Análisis estadísticos, acompañamiento en correcciones. Utilizamos las normas UPEL, incluyendo además reglamentos o normas de la Universidad o Instituto al cual pertenezcas. (No tenemos agencias en ningún otro país)

30/6/14

La investigación-acción

La investigación-acción es una forma de indagación autorreflexiva desarrollada por participantes
en situaciones sociales (incluyendo las educacionales) con el objeto de mejorar la racionalidad y justicia de a) sus propias prácticas sociales o pedagógicas, b) su comprensión respecto de esas prácticas y c) las situaciones en las que se llevan a cabo, Resulta intelectualmente más fecunda cuando los participantes la emprenden en conjunto, aunque a menudo se hace individualmente, y algunas veces con personas ajenas a la situación. (Kemmis, 1988, p. 42)

La investigación-acción podría definirse como "el estudio de una situación social cuyo objetivo es mejorar la calidad de las acciones que se ejecutan dentro de la situación”. Su objetivo es fomentar el juicio práctico en situaciones concretas, y la validez de sus "teorías" e hipótesis no depende tanto de las pruebas "científicas" de verdad como de la eficacia para ayudar a las personas a obrar con más inteligencia y con mayores habilidades. En la investigación-acción las "teorías" no se validan de forma independiente y luego se aplican a la práctica, sino que son validadas por la práctica misma. (Elliott, 1991, p. 69)

La investigación-acción se ha convertido en un enfoque cada vez más popular entre los investigadores en pequeña escala pertenecientes a las ciencias sociales, particularmente para aquellos que trabajan en áreas como la educación, la salud y la asistencia social. Se adapta muy bien a las necesidades de los que conducen la investigación en sus lugares de trabajo y que se interesan además por mejorar aspectos de su propia práctica y la de sus colegas. Sin embargo, también es posible adoptarla en otros ámbitos, como lo ilustra el Recuadro 26, donde se resumen dos proyectos contrastantes de investigación-acción: uno en el ámbito asistencial y el otro en una empresa comercial de primera línea. El Recuadro 27 proporciona una lista de siete criterios que diferencian la investigación-acción de otros enfoques.

Recuadro 26: Dos ejemplos de proyectos de investigación-acción 
 
El investigador principal acababa de convertirse en el director de un geriátrico local donde se hospedaban cuarenta y dos ancianos. El proyecto, centrado en las prácticas de medicación, fue impulsado por la preocupación del investigador/director respecto de grandes cantidades de drogas que un personal no calificado ni entrenado distribuía diariamente a personas pasivas y dependientes. La investigación estuvo a cargo de un trabajador voluntario que debía controlar las recetas y estudiar la bibliografía pertinente. 

Se redactó un informe de investigación, que contenía hallazgos tanto numéricos como narrativos, y se lo discutió punto por punto en el hogar de ancianos. El proyecto aportó cambios en los procedimientos para la administración de drogas, además instauró procedimientos regulares de control. Algunos de los miembros más antiguos del personal se opusieron al proyecto. (Fuente: Hart y Bond, O 1995, capítulo 9) 

Este proyecto se llevó acabo en Estados Unidos dentro de la Corporación Xerox, en la década de 1990. Xerox había perdido su monopolio en el negocio del fotocopiado y su posición en el mercado estaba declinando. Los estudios de gestión sugerían que ahorros importantes podrían hacerse si se "tercerizaban" ciertos procesos de trabajo. La corporación, en lugar de limitarse a implementar esos hallazgos, decidió formar un equipo de estudio de costes con representantes laborales y del directorio a fin de considerar el 
problema. Las ocho personas trabajaron en equipo durante seis meses, con dedicación exclusiva. La investigación del grupo preveía un ahorro de 3.600.000 dólares, a diferencia de los 3.200.000 previstos en los primeros estudios de gestión. (Fuente: Whyte y otros, 1991) 

 Según el análisis realizado en el capítulo 1, la investigación-acción es claramente un enfoque aplicado que también puede calificarse de experimental. Su diseño vincula estrechamente el proceso de investigación con su contexto, y se basa en la idea de que la investigación se emprende por un propósito práctico destinado al cambio. Se adecua, también, a la idea del proceso de investigación concebido como una actividad en espiral que atraviesa por ciclos repetidos que cambian en todo momento. 

Recuadro 27: Los criterios que distinguen la investigación-acción 
 
Seleccionamos siete criterios para distinguir los diversos tipos de investigación-acción, y cabría afirmar que la interacción dinámica de esos siete criterios bastan para diferenciar claramente la investigación-acción de otras metodologías... 

La investigación-acción: 
1. es educativa; 
2. se ocupa de los individuos como miembros de un grupo social; 
3. se centra en el problema, tiene un contexto específico y se orienta al futuro. 
4. implica una intervención con vistas al cambio; 
5. apunta al mejoramiento ya la participación; 
6. implica un proceso cíclico donde la investigación, la acción y la evaluación se relacionan recíprocamente; 
7. parte de una relación en la cual quienes investigan participan a su vez en los procesos de cambio. (Hart y Bond, 1995, pp. 37-8) 

Por estas razones es posible que la investigación-acción implique, en gran medida, un trabajo de campo y no de gabinete.

Bibliografía

Loraine Blaxter, Christina Hughes y Malcolm Tight. Cómo se hace una investigación Editorial Gedisa. "da Edición. 2002. Págs 13,14,15.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada